miércoles, 30 de marzo de 2016

LOS SEXUALMENTE DIVERSOS TENEMOS DERECHO A



Tenemos derecho a una vida EQUITATIVA, sin brechas abismales entre ricos y pobres.
Eso es lo que se llama comunidad.
Tenemos derecho a que las ONGs que utilicen nuestro nombre para conseguir fondos, sean 
fiscalizadas y den informes claros en qué invierten sus financiamientos. 


Tenemos derecho a no ser extorsionados, ni manipulados, ni acosados, por representantes de religiones cualesquiera que estas sean.

En las asambleas religiosas tenemos derecho a opinar y a dar nuestro sentir,
sin que todo venga de forma vertical de una sola cabeza o de un solo libro.

Tenemos derecho a rechazar a los grupos homofóbicos, aún si éstas son iglesias y supuestos “representantes de Dios”

Tenemos derecho a denunciar a toda organización que se aproveche a nombre de los GLBT y de las personas viviendo con VIH, solo para conseguir beneficios personales egoístas.

Tenemos derecho a la vida y a la Salud, por  lo tanto, tenemos derecho a denunciar a todo aquel que tenga Infecciones de Transmisión sexual y las transmita deliberadamente. Eso es atentar contra la salud y la VIDA.

Todo esto en base a la filosofia de los derechos humanos.