martes, 3 de septiembre de 2013

INCLUSION DE LAS DIVERSIDADES EN LAS POLITICAS DEL D.M. DE QUITO


INCLUSION DE LAS DIVERSIDADES SEXUALES EN
LAS POLÍTICAS DEL DISTRITO METROPOLITANO DE QUITO.



La ordenanza municipal 240 del 26 de diciembre del 2007 garantiza la inclusión de la diversidad sexual GLBTI en las políticas del Distrito Metropolitano como eje transversal en el desarrollo de las políticas y programas de Municipio. “

“Solo así se van generando políticas para construir una ciudad diversa con los espacios donde todos y todas podamos convivir, debatir, reflexionar e ir generando y aportando en la toma de decisiones” aclaro Beatriz Jarrín en representación del alcalde Augusto Barrera. “Estamos obligados a que se respete la norma; los Derechos Humanos son inalienables, una norma de convivencia pacífica activa una ciudad, un país se construye con respeto, inclusión y responsabilidad”.

La población GLBTI tendrá participación en promover y validar un proyecto de Ordenanza que declare al Distrito Metropolitano de Quito libre de prácticas atentatorias a los Derechos Humanos.

La Secretaría de Educación coordinará la construcción de procesos que permitan vincular en la educación municipal la temática de inclusión de la población GLBTI, dentro de los programas de educación sexual.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, en base en sus competencias, favorecerá la difusión de la Ordenanza Metropolitana # 240 y el fortalecimiento comunicacional de la temática de inclusión de la población GLBTI hacia la ciudadanía, a favor del respeto y la no discriminación hacia las personas GLBTI.

El Municipio también apunta a contribuir con el proceso de establecimiento formal de la Mesa de Diversidad Sexo – Genérica y otros mecanismos de participación, diversos e incluyentes, su seguimiento y apoyo continuo, como espacio de consulta, asesoría, diagnóstico y desarrollo de las propuestas y proyectos, en articulación con el MDMQ, para la aplicación de la ordenanza 240 y la generación de las políticas públicas a favor de las poblaciones GLBTI.

Las Secretarías de Cultura, Salud, Deportes, comunicación y de Coordinación Territorial y Participación vincularán la temática de inclusión de la población GLBTI dentro de sus programas y proyectos. En este contexto, la Comisión de Equidad Social y Género se comprometió a remover el proyecto de reformas a la Ordenanza Metropolitana # 240, elaborar el reglamento de la Ordenanza y contribuir con su trabajo legislativo en la elaboración de la ordenanza que crea el Sistema Metropolitano de Inclusión Social (SIMIS).

De su parte la Secretaría de Inclusión Social creara políticas para la inclusión social de las poblaciones GLBTI.

REVISTA Q
Noviembre 2012, # 32

martes, 2 de julio de 2013

IGUALDAD ANTE LA LEY



En varios países el pasado se ha considerado a la homosexualidad como un delito y en algunos lugares del mundo se lo continúa haciendo. A pesar que a nivel internacional, y por medio de la Declaración de los derechos sexuales aprobada por la Asociación mundial de sexología en Hong Kong * 1999, se consideraba que la sexualidad es una parte integral de la personalidad de todo ser humano, y en consecuencia se establece el respeto a la diversidad sexual e identidad de género. La relación entre Derechos Humanos y sexualidad involucra conocer, comprender y desmitificar que hay diversas formas de amar, de sentir placer sin daño a terceros y de construir familias, lo cual se da tanto en las relaciones heterosexuales como en la de los sexualmente diversos.

CONSTITUCION DEL 2008 DEL ECUADOR

PRINCIPIOS DE APLICACIÓN DE LOS DERECHOS
ARTICULO 11, # 2

“Todas las personas son iguales y gozaran de los mismos derechos, deberes y oportunidades. Nadie podrá ser discriminado por razones de etnia, lugar de nacimiento, edad, sexo, identidad de género, identidad cultural, estado civil, idioma, religión, ideología, filiación política, pasado judicial, condición socio –económica, condición migratoria, orientación sexual, estado de salud, portar VIH, discapacidad, diferencia física; ni por cualquier distinción, personal o colectiva, temporal o permanente, que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos. La ley sancionara toda forma de discriminación. El Estado adoptara medidas de acción afirmativa que promuévanla igualdad real a favor de los titulares de derechos que se encuentren en situación de desigualdad”

RESONSABILIDADES - ARTICULO 83, # 14

Respetar y reconocer las diferencias étnicas, nacionales, sociales, generacionales, de género y la orientación e identidad sexual.

DERECHOS DE LIBERTAD – ARTICULO 66, # 9

“El derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, y su vida y orientación sexual. El Estado promoverá el acceso a los medios necesarios para que estas decisiones se den en condiciones seguras.

REGIMEN DEL BUEN VIVIR – SEGURIDAD HUMANA – ARTICULO 393

“El Estado garantizara la seguridad humana a través de políticas y acciones integradas, para asegurar la convivencia pacífica de las personas, promover una cultura de paz y prevenir las formas de violencia y discriminación y la comisión de infracciones y delitos. La planificación y aplicación de estas políticas se encargara a órganos especializados en los diferentes niveles de gobierno.

sábado, 13 de abril de 2013

NOSOTROS TAMBIEN SOMOS PRO FAMILIA



Art. 67.- Se reconoce la familia en sus diversos tipos. El Estado la protegerá como núcleo fundamental de la sociedad y garantizará condiciones que favorezcan integralmente la consecución de sus fines. Estas se constituirán por vínculos jurídicos o de hecho y se basarán en la igualdad de derechos y oportunidades de sus integrantes. Nadie podrá derogar este reconocimiento constitucional a las familias diversas! todas son hermosas y bellas y en su individualidad tienen rasgos únicos que permiten el desarrollo de seres humanos que puedan comprender diferentes realidades y saber que no porque no tengas una familia con papa y mama eres desafortunado! Eres afortunado porque tienes gente que te ame y que esta dispuesta a darlo todo por ti! Eso es lo que debería importar en una familia no el hecho que no tengas un papa o una mama!

martes, 12 de marzo de 2013

PROVIDA Y ARGUMENTOS TONTOS EN CONTRA DE LA REFORMA EN EL REGISTRO CIVIL.



Acceder al cambio de sexo otorgará privilegios.- en el Ecuador el cambio de sexo de los ciudadanos no es algo nuevo, se tramita en los juzgados desde 1972. Como resultado de este proceso judicial, quien antes era hombre se convierte legalmente en mujer y viceversa. No es un privilegio, es un derecho que data desde hace por lo menos 40 años. Tampoco se puede decir que con el cambio de sexo se acceden a privilegios, pues, según el art. 11, 2 de la Constitución del 2008 todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades, y nadie podrá ser discriminado por razones de su sexo, identidad de género u orientación sexual.

Los padres que cambien de sexo y se conviertan en mujeres ya no pagarán pensiones alimenticias a sus hijos.- más allá de que es descabellado pensar que un padre de familia tramitará su cambio de sexo solo para dejar de alimentar a sus hijos, si lo hace no podrá eludir su deuda. No es su condición de hombre lo que hace que un padre esté obligado a alimentar a sus hijos, sino su calidad de progenitor y esta no se pierde por un eventual cambio de sexo. A lo mucho, el padre se convertiría en madre y el Código de la Niñez establece en su art. 129 que los hijos tienen derecho a reclamar alimentos a padre y madre. Por si no estuviera suficientemente claro, el art. 83, 14 de la Constitución dice que son deberes de los ciudadanos ecuatorianos asistir, alimentar, educar y cuidar a las hijas e hijos. Y que este deber es correspondiente a madres y padres en igual proporción.

Cualquier persona se cambiará de sexo para evitar pagar sus deudas.- es una variación de lo anterior: Pedro ya no será Pedro sino Rosa, por lo tanto, será otra persona y rechazará la deuda que era de Pedro. Esto es una simpleza. No por cambiar de nombre o de sexo en la cédula, dejamos de tener exactamente la misma ficha en el Registro Civil con el mismo número de cédula y las mismas huellas dactilares. Es decir, aunque cambiamos de sexo, seguimos siendo la misma persona, con los mismos derechos y obligaciones. Esto no causa inseguridad jurídica, ni caos a nivel del mantenimiento del record de las personas, ni tampoco la pérdida de su historial crediticio; de la misma manera que no lo causa el hecho legal de un cambio de nombre. Y cambiarse de nombre en Ecuador es algo que ya se establecía en el art. 84 de la Ley de Registro Civil del año 1976 y se viene haciendo desde hace años sin que jamás haya generado este tipo de zozobra. El cambio de sexo y de nombre no legalizan una mentira, simplemente cumplen la Constitución en el artículo 66, 28 que garantiza el derecho a la identidad personal que incluye tener nombre y apellidos debidamente registrados y libremente escogidos; y en el art. 11, 2 que reconoce como una de las facetas de la personalidad a la identidad de género. Porque la biología no es un destino, a veces la biología se ve superada por la capacidad de decidir del ser humano, por aquello que siente y por cómo se identifica. ¿Cambiarse de sexo será como cambiarse de camiseta? Tal vez para el abogado provida que así lo asegura, de pronto él juzga por su condición.

Una persona que cambia legalmente su sexo ¡podría casarse con alguien de su mismo sexo biológico! (Y esto destruiría a la familia).- tengo que estar de acuerdo con la primera parte del enunciado. Una persona que cambia legalmente su sexo puede perfectamente casarse con una persona de su mismo sexo biológico, pues ante la ley serán una pareja de distinto sexo. Pero, esto ya pasa en Ecuador desde el primer caso de cambio legal de sexo que se dio en Guayaquil en el año 1972 con Sandra Inés Ortiz Guaraca, antes Gerardo Ortiz Guaraca. En 40 años son algunas personas las que han tramitado y obtenido un cambio legal de sexo. Recuerdo el famosísimo caso de Estrella Estévez del año 2009, pues este cambio incluso se consiguió sin el requisito de pasar por el quirófano. Estrella en las entrevistas de esa época decía que tenía planes matrimoniales.

Eso me lleva al segundo enunciado, un matrimonio entre personas del mismo sexo biológico destruiría a la familia ecuatoriana. Quienes así lo aseguran jamás determinan cual es el daño real y específico al que se refieren.

Lo mismo se dijo desde los sectores más reaccionarios cuando en el Ecuador se dictó la Ley de matrimonio civil y divorcio en 1902. Se aseguró que la posibilidad del divorcio acabaría con los matrimonios y con la familia. No fue así. En 1982, con ocasión de la Ley de uniones de hecho se advirtió que ya nadie se casaría, que se destruiría la familia. Tampoco fue así. En 2008 cuando el artículo 68 de la Constitución hizo posible que las parejas del mismo sexo unidas de hecho tuvieran reconocimiento legal, y los mismos derechos y obligaciones que las familias constituidas por matrimonio, fue un descalabro. De nada sirvió que en un cuestionable último párrafo de ese mismo artículo 68 se estableciera que la adopción solo correspondería a parejas del mismo sexo. También se vociferó sobre el que los días de la familia ecuatoriana estaban contados.

De eso hace ya más de 4 años. Pero la familia ecuatoriana, lejos de desaparecer, se ha reforzado. Hoy las garantías y derechos arropan no solo a las familias en su concepto más tradicional, sino que también se benefician de estos reconocimientos y derechos las familias diversas. Es decir, aquellas que se han constituido, por ejemplo, por uniones de hecho homosexuales.

Una persona que cambia legalmente su sexo y se casa con alguien de su mismo sexo biológico ¡podría adoptar! (Y esto sí, ahora sí, destruiría a la familia).- sucede que en el Ecuador es perfectamente posible adoptar a un niño o una niña siendo una persona viuda, soltera o divorciada. No es condición indispensable tener una pareja, solo hace falta ser persona idónea y capaz. Y como la orientación sexual o identidad de género del adoptante no es impedimento para adoptar -ni podría serlo debido al art. 11, 2 de la Constitución- cualquier persona homosexual o transexual puede adoptar un hijo o hija. Es decir, ya lo puede hacer ahora en forma individual, no necesita casarse para llevarlo a cabo. Lo único que no puede darse es la adopción conjunta, esto es, en el caso de una pareja homosexual que tiene unión de hecho.

No conozco un registro de cuantas personas homosexuales son padres o madres de hijos e hijas adoptivas. Pero lo que sí conozco, y bastantes, son familias de parejas homosexuales que crían y educan a sus hijos propios, ya sea que hayan sido concebidos mediante reproducción asistida dentro de sus relaciones homosexuales, o ya sea que esos hijos sean fruto de relaciones heterosexuales anteriores. Son familias diversas, pero no demasiado distintas a cualquier otra familia. Cuando nos reunimos en eventos de integración de familias homoparentales, lo que se ve en los parques, plazas y campos deportivos son madres, padres, hijos, bebes, adolescentes, niños, gente; simplemente familias.

De aprobarse la reforma a la ley de Registro Civil se harían carne normas constitucionales que hasta ahora estaban casi solo de adorno, como el derecho a la identidad, a escoger libremente nuestros nombres y apellidos (en el orden que queramos) y conseguir su inscripción en el Registro Civil. Se haría más fácil y rápido que una persona acceda a la identidad de género que le corresponde sin pasar años en los juzgados. Hechos reales y palpables de la vida cotidiana tendrían con esta reforma una solución legal veloz y efectiva que se traducirían en mejoras en la calidad de vida y acceso a derechos de las personas.

La familia no es otra cosa que un círculo de afecto. Gente que vive junta porque se quiere, se ayuda, se asiste, se ama, se cuida. Gente que merece tener la misma protección, reconocimiento y garantías que cualquier otra familia.

¿Cómo puede mi familia, mi vida y mi libertad sentirse amenazadas porque otra familia, que hace lo mismo que la mía, tenga los mismos derechos de los que goza mi familia?

Las razones que los provida y profamilia esgrimen para decir que la familia y la sociedad están en peligro son absurdas, risibles, mentirosas y falaces. Sigo sin entender el miedo que les causa el que alguien que antes no tenía, hoy tenga sus mismos derechos. A menos que ese miedo sea producto de la desesperación de ver como las estructuras patriarcales y ultraconservadoras que les servían para imponer conductas y valores a otros, hoy agonizan sin remedio. Amén.

Fuente: http://www.gkillcity.com/index.php/fuck-you-curuchupa/1338-se-escribe-provida-y-se-lee-antiderechos

REFORMAS EN MATERIA DE IDENTIDAD Y GENERO



1) Consideramos fundamental que la Ley de Registro Civil se armonice con la Constitución, la cual ya reconoció la identidad de género en el artículo 11 numero 2. Mientras que la Constitución incluye como factor no susceptible de discriminación a esa faceta fundamental de la identidad personal que es la feminidad o la masculinidad que cada persona ha encarnado en el marco del libre desarrollo de su personalidad, la Ley de Registro Civil, que data de los años 70, sólo reconoce la dimensión biológica del sexo. Es necesario que la ley supere ese anclaje en la estricta biología y haga caso de la protección constitucional de la identidad de género.

2) No negamos la realidad cromosómica del sexo; la cual, por cierto, tampoco es simple y binaria, como lo corrobora ese un 1% de la población que es intersexual. Pero así como no negamos el sexo, pedimos al Estado que no niegue la realidad pública y notoria del género de cada persona. En la vida civil, es la realidad del género la que predomina sobre la del sexo, porque el género se expresa visiblemente. El rostro de cada persona, la forma externa de su cuerpo, los gestos, la voz y la vestimenta, son signos del género que la persona ha encarnado. Por contrapartida, el sexo es un dato que sólo compete a cada individuo en el ámbito de su más íntima corporalidad. Proponemos que la ley reconozca ambas realidades, pero que las registre en distintos documentos: el sexo, íntimo, a ser registrado en la partida de nacimiento de las personas, y el género, manifiesto, a ser registrado en la cédula de ciudadanía.

3) No negamos que existen instituciones civiles que, hasta la actualidad, requieren la comparecencia de personas de distinto sexo, como el matrimonio, o la adopción conjunta. Aunque estas disposiciones normativas son, a nuestro juicio, discriminantes e incompatibles con el principio de igualdad ante la ley, las reformas a la Ley de Registro Civil que se están discutiendo actualmente no las afectan. Para cambiar el requisito de heterosexualidad del matrimonio, hará falta una reforma constitucional.

4) Respecto del cambio de nombre, éste no es una novedad que estemos impulsando en esta reforma. En el Ecuador, cambiar de nombre es posible vía un sencillo trámite administrativo, jurídicamente fundamentado en el derecho a escoger libremente los nombres y apellidos que nuestra Constitución consagra. Entonces, ¿puede una persona llamada “José” casarse con otra llamada “Hugo”? Por supuesto que sí, porque aunque José y Hugo tengan ambos nombres masculinos y géneros masculinos, ante la ley tienen sexos femenino y masculino respectivamente. Sucedió en Diciembre de 2010 (el matrimonio entre Hugo Vera y Joseph Hateley fue un hecho público que varios medios de comunicación registraron) y no hace falta una reforma a la ley para que siga sucediendo.

5) En cuanto a la posibilidad de cambiar de sexo legal en la partida de nacimiento, la misma tampoco es una novedad de la reforma que estamos proponiendo. Consta en la ley vigente y se ha puesto en práctica por décadas. Lo que sí planteamos es que el reconocimiento del cambio de sexo se simplifique porque, en la actualidad, el mismo consiste en un procedimiento largo e innecesariamente judicial, que continúa violando la intimidad de las personas a través de peritajes médicos destinados a "comprobar" la feminidad/ masculinidad de sus cuerpos. Estos peritajes están desaconsejados por estándares internacionales en materia de sexualidad y derechos humanos y son incompatibles con la Constitución del Ecuador.

6) Sin embargo, no porque el procedimiento de cambio de sexo se desjudicialice, significa esto que personas que han conformado parejas del mismo sexo, acudirán masivamente al Registro Civil a cambiar su sexo, para “poderse casar” o para “poder adoptar”. No lo harán, porque esas personas son homosexuales; no trans. Nos sorprende el grado de frivolidad con que algunos piensan que existen ciudadanos desesperados por cambiar de sexo para, supuestamente, acceder a una serie de "beneficios" o para cometer actos fraudulentos. A quienes lo afirman, les invitamos a hacer el experimento, sólo por un día, de vivir con una cédula que no reconozca su género, como lo viven las personas trans todos los días. Y con esa cédula que no les representa, les invitamos a que acudan a una entrevista de trabajo, intenten alquilar una vivienda, o vivan la experiencia de inscribirse en una institución educativa o acceder a un servicio de salud.

7) La discordancia institucionalizada entre la propia identidad y el documento que debería registrarla, además de obstaculizar el acceso a derechos básicos, genera inseguridad jurídica. Las personas trans enfrentan obstáculos a la hora de realizar trámites tan sencillos para el resto de la ciudadanía como abrir una cuenta bancaria o suscribir un contrato, precisamente porque portan cédulas que contradicen la expresión pública de su identidad, lo cual genera desconfianza sobre la fidelidad del documento.

8) Los dispositivos legales para la identificación fidedigna de las y los ciudadanos existen y se perfeccionan cada vez más, pues es responsabilidad del Estado que así sea (dispositivos de seguridad en las cédulas, procesos de desmaterialización y perfeccionamiento de sistemas informáticos, entre otros). No porque alguien cambie de nombre o de género en la cédula, o incluso de sexo en la partida de nacimiento, significa esto que cambia la identidad del titular de la cédula, ni sus relaciones de filiación, ni la responsabilidad jurídica derivada de tales hechos, ni la derivada de sus actos y contratos.

9) Es particularmente dolorosa la referencia que la organización “Somos 14Millones” ha hecho de las personas privadas de libertad para fundamentar su objeción a la reforma que se está discutiendo: “Juan ahora va a ser Rosa y va a pedir ir a la cárcel de mujeres”. Probablemente es una referencia surgida de la ignorancia respecto de la situación de violación de derechos humanos que sufren las personas trans en las penitenciarías del país. Invitamos al movimiento de los católicos laicos a que visiten a "Rosa" o a cualquier transfemenina recluida en las cárceles de varones en el Ecuador, y constaten las violaciones permanentes a la integridad corporal y sexual que sufren las personas trans privadas de libertad. La problemática de la segregación carcelaria de sexos es un pendiente que va más allá de las reformas a la Ley de Registro Civil que se están discutiendo actualmente: requiere del desarrollo de una serie de políticas penitenciarias que tomen en cuenta los diversos grados de modificación corporal de las personas.

Confiamos en que las y los señores asambleístas pongan fin al sistema de cedulación actual que, en franca contraposición con la Constitución del Ecuador, desconoce la identidad de género de algunas y algunos ciudadanos. Confiamos en que la sociedad ecuatoriana comprenda la importancia de esta reforma.

COLECTIVOS TRANSGENERO Y TRANS FEMINISTAS DEL ECUADOR. Silieta X - Proyecto Transgénero - Alfil - Cofetrans - Fundación Yerba Buena- Construyendo Igualdad.

viernes, 22 de febrero de 2013

UNION DE HECHO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO EN ECUADOR

Es la unión dos personas libres de vínculo matrimonial con otra persona. Esta figura jurídica fue creada en Ecuador con la intención de proteger a las familias constituidas sin haber celebrado el matrimonio.


Unión de hecho celebrada entre Pili y Cristina.


CÓDIGO CIVIL DEL ECUADOR EN VIGENCIA Extracto

TITULO VI

DE LAS UNIONES DE HECHO

Art. 222.- La unión estable y monogámica de un hombre y una mujer, libres de vínculo matrimonial con otra persona, que formen un hogar de hecho, por el lapso y bajo las condiciones y circunstancias que señala éste Código, generará los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio, inclusive en lo relativo a la presunción legal de paternidad, y a la sociedad conyugal.

La unión de hecho estable y monogámica de más de dos años ENTRE UN HOMBRE Y UNA MUJER libres de vínculo matrimonial, con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse mutuamente, da origen a una sociedad de bienes.

Art. 223.- Se presume que la unión es de este carácter cuando el hombre y la mujer así unidos se han tratado como marido y mujer en sus relaciones sociales y así han sido recibidos por sus parientes, amigos y vecinos.

El juez aplicará las reglas de la sana crítica en la apreciación de la prueba correspondiente.

Art. 224.- La estipulación de otro régimen económico distinto al de la sociedad de bienes deberá constar de escritura pública.

Art. 225.- Las personas unidas de hecho podrán constituir patrimonio familiar para sí y en beneficio de sus descendientes, el cual se regirá por las reglas correspondientes de este Código.

La sociedad de bienes subsistirá respecto de los restantes.

CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR
Extracto

Art. 68.- La unión estable y monogámica entre dos personas libres de vínculo matrimonial que formen un hogar de hecho, por el lapso y bajo las condiciones y circunstancias que señale la ley, generará los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio. La adopción corresponderá SÓLO A PAREJAS DE DISTINTO SEXO.

UNIONES DE HECHO PARA PERSONAS DEL MISMO SEXO EN ECUADOR

Requisitos:
- Ninguno de los contratantes debe tener vínculos matrimoniales.
- Original y copia de la cedula de ciudadanía.
- Original y copia de la papeleta de votación
- Para extranjeros original y copia del Pasaporte,  Visa Ecuatoriana y cédula de identidad ecuatoriana.
  El ciudadano extranjero tiene que ser residente en Ecuador.
- Escrito avalado por un Abogado.
- Firma presencial en la Notaria

Para personas que deseen realizar la unión de hecho tenemos ese servicio.

Tenemos el Abogado y la notaria pertinentes que realizan estos trámites sin ningún inconveniente.


Para Mayor información:

Francisco Guayasamin
Teléfono: 604 28 45
Celulares: 0986-588-404 Claro
paiscanela@yahoo.es
Quito - Ecuador